30/6/14

Trucos para quitar las pegatinas y los pegotes de los libros!

Hola¡¡ se supone que debería estar escribiendo reseñas pero no me apetece así que he pensado en hacer esta entrada para los que no lo sepan se enteren de que hay ciertos productos que nos pueden ayudar a quitar el pegamento que dejan las pegatinas en nuestro libros.
Había leído por Internet de la acetona y sinceramente eso no tiene pinta de ser muy bueno porque quema todo lo que toca, es malo hasta para las uñas. Pero una amiga me recomendó usar limpia-cristales. Yo aparte he descubierto que el quita esmalte SIN acetona también viene muy bien.
Esta tarde me he puesto manos a la obra con todos los libros con rastros pegajosos que tuve a mano y he podido sacar varias conclusiones.

Para empezar el limpia-cristales yo lo hecho sobre papel de cocina doblado y froto hasta que me canso y hecho más, porque una vez que se seca ya no hace nada. Hay que echar cantidad suficiente para que empape los restos de papel. 

Con el quita esmalte hay que tener más cuidado. Yo lo uso en caso de que el limpia-cristales no de resultado ya que depende del tipo de pegamento. Yo eché un poco en la tapa y moje muy poquito la punta del papel ya sobado y arrugado de intentarlo con el limpia-cristales. 
Si frotamos con el papel un poco mojado en quita esmalte justo en el pegote, sin extenderlo mucho, y después pasamos papel seco se puede evitar un prolongado contacto y así evitar un mayor daño.
Esto es lo más básico pero cada cubierta o sobrecubierta puede ser de materiales distintos.

Con los libros de tapa blanda con solapas que son opacos con detalles brillantes como los de la saga La casa de la noche hay que tener cuidado. Yo froté con mucha fuerza y sin secar ni nada y le quité un poco de brillo. Os muestro una foto para que lo veáis:
Como se puede ver queda como más brillante, los dibujos brillantes quedaron igual y como se puede ver en la siguiente foto, de frente no se nota. 

Pero bueno, ese tipo de superficies suaves y como opacas pueden quedar un poco tocadas.

Personalmente prefiero eso que la pegatina amarilla gigante :(

Pude experimentar después en otra portada de esta misma saga que tenía un rastro más pequeño de pegamento que si lo hacemos como lo dije antes queda perfecta.

Eso todo que acabo de explicar es en caso de portadas así, como opacas y suaves, muy comunes. Por otra parte también probé en las contraportadas de algunos libros de la saga Rachel Morgan que es la típica portada brillante y como plastificada por encima, de estas a las que no le hace daño el agua y así. 
Los dos libros en concreto que limpié tenían rastros viejos y ya secos de pegatinas.  Con limpia-cristales no había manera porque estaba el pegamento como solidificado.
Esto es pequeño pero el otro libro tenía un rastro pegajoso horripilante y enorme, un horror. Como se puede ver en la foto no queda marca ni rastro de nada. Estas portadas son, sin duda, lo mejor.

El siguiente libro tiene las mismas características que el primero: tapa banda con solapas opaco y con detalles brillantes. Es una edición de bolsillo de ¡Chúpate esa! de Christopher Moore. En este caso no me hizo falta más que el limpia-cristales, eche una buena cantidad y froté con saña, repetí la operación una segunda vez y me salió. Está como nuevo.


El siguiente libro es una edición de tapa dura sin sobrecubierta de las de siempre y como está como plastificada el quita esmalte no le hizo nadita. En este caso tuve que usarlo tres veces porque no había manera, era un buen pegamento...

También Le quité la etiqueta a Juntos, primer libro de la saga. Y la verdad es que con el limpia-cristales fue suficiente. Quedó increíble y os pondría foto si el móvil hubiera sacado una foto decente :(


Ahora vienen los difíciles.
Los libros aterciopelados. Esos que también suelen ser de tapa blanda con solapas o sobrecubiertas (como por ejemplo la saga Across the Universe de Beth Revis) que tiene un tacto aterciopelado que no sabes si es así o está sucio.
El libro que usé era Legend de Marie Lu. Y amigos míos, con estos no sé a que atenerme. Al principio pensé que los estropearía, pero no. La pegatina deja marca en estas superficies y por alguna razón creo que desgasté un pedacito que ni siquiera tenía pegamento. Así que no sé, ya os contaré si en el futuro quito más pegatinas en libros así.
En la segunda foto dejé el flash para que se viera mejor. Debajo de la pegatina queda como más oscuro pero no estropeado. Al rededor tampoco quedan marcas ni nada. Pero queda como el cuadrado, y luego hay como una rozadura que no sé ni como salió porque ahí no había pegamento. Igualmente creo que es un material que si se frota con cuidado puede quedar bien aunque con la marca de un cuadrado.

El último y peor son los libros de papel o con sobrecubierta de papel, como la saga Las memorias de Idhún. Yo le quité la pegatina a una edición de Eragon de lujo que tenía para intercambio :( Muy mal todo. 
Supuse que al ser de papel era mejor no usar nada liquido así que fui quitando a mano y la jodida pegatina sacada hasta el color de la sobrecubierta¡¡ Qué mal lo pasé por dios! 
Al final quedaba todo pegajoso y cogí más papel de cocina, hice un gurruño y froté sin parar hasta quitar el pegamento. Al final no quedó tan negruzco y asqueroso como suele quedar los pegotes. 
Da penica verlo, la verdad. No sé que será mejor, si el precio o una mancha...o algo así. Ahora no está pegajoso ni nada. En mano se notan más las faltas del dorado que el leve rastro del pegamento, que simplemente parece que se sobó mucho. Es lo malo de este material, con un roce ya lo rascas y adiós.


Esos creo que son los tipos de "superficies" y materiales de libros a los que nos podemos enfrentar

Para finalizar con el tutorial también añadiré que los cómic manga, que tienen esas sobrecubiertas brillantes y plastificadas se les puede quitar el pegamento con quita esmalte SIN acetona perfectamente, el mio en concreto tenía pegote delante y detrás.
Igualmente sigo diciendo que es mejor mojar una puntita del papel he ir secando y frotando para evitar daños, al no tener acetona no quema y la primera foto quedó como brillante porque froté ahí a dolor jaja

Espero que os pueda ayudar en algo y no dudéis en añadir algún truco más en los comentarios o en corregidme alguna cosa y por supuesto compartid vuestras experiencias que en esta vida las pegatinas y los pegotes es algo que nos afecta a todos los lectores.

Hasta pronto Corazones ♥¡¡

comentarios via facebook

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por la información, la verdad es que odio las pegatinas, estropean muchísimo las tapas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! Esta entrada es genial, lo cierto es que me viene muy bien esta información porque siempre se me quedan los restos de la pegatina y los voy quitando con las uñas y sin darme cuenta araño el libro.
    ¡Muchas gracias por la entrada! ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. ¡Jo! Muchísimas gracias por el truquito! Yo a veces hasta las suelo dejar por no estropear el libro:( Pero con tu truco mañana mismo me pondré a desetiquetar todos jaja
    ¡Un beso y gracias!

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *